tiene buena memoria

El teatro necesita amigos

Hablador y mariposa

Publicado: 2014-05-01

Estar en un ensayo de teatro es como voltear una prenda y mirarle las costuras. Te deja pensando en como se verá todo ya lavado y planchado, listo para vestir. Puedo contar con los dedos (creo que con los dedos de una sola mano) las veces que he ido a un teatro a ver algo, pero la coincidencia fue que siempre asistí también a uno de los ensayos, y eso te ayuda a poner las cosas en perspectiva. Es mas fácil así suprimir por un momento lo que Coleridge llamaba Suspensión de la Incredulidad, aquella capacidad innata de los seres humanos para vivir como real una historia que racionalmente negaríamos como falsa, y que nos permite gozar del teatro, la literatura, los videojuegos. Cuando te sales por un momento de ese marco es que te das cuenta de la tremenda dosis de talento que implica el intentar sacarte de este mundo por unas horas sin salir de aquella habitación oscura. Y entonces, como cuando pruebas algo rico y te dices "todos deberían probarlo" sales del teatro pensando que esto todos deberían verlo (o al menos mas gente).

¿Les gusta ir al teatro? No me respondan. Vayan. Para esta obra (Hablador y Mariposa) el precio no es excusa. Arriésgate. Sabemos que muchas veces te haz arriesgado a ir al cine con una cartelera desastrosa, y regresaste a casa derrotado. Arriésgate una vez por el teatro y te garantizo que te irá mejor. 

(estreno este 3 de mayo en Alianza Francesa de Miraflores)

ADCM


Escrito por

C. M. Jumpa

Tomo fotos y escribo. Freelanceándome de vez en cuando.


Publicado en

AL DEMONIO CON LA CÁMARA

La exagerada vida y obra de un fotógrafo escribanpues@gmail.com